Buenas prácticas

El avance de la descentralización durante las últimas décadas ha sido notable en prácticamente todas las regiones del mundo. Los gobiernos locales y regionales han liderado procesos importantes para asumir y desarrollar las nuevas responsabilidades que ha conllevado la descentralización. Existe, por consiguiente, un gran abanico de iniciativas exitosas lideradas por municipios, ciudades, provincias, departamentos y regiones y sus asociaciones en materia de descentralización que, en su conjunto, conforman un know how muy valioso tanto para los mismos gobiernos locales y regionales, como para los gobiernos centrales, las agencias bilaterales, agencias de las Naciones Unidas y organismos internacionales en general que implementan o apoyan el desarrollo de procesos descentralización del Estado.

La Comisión de Descentralización y Autonomía Local de CGLU, consciente de la utilidad de contar con un instrumento que recoja iniciativas exitosas en materia de descentralización, ha lanzado el Banco de buenas prácticas de descentralización y gobernabilidad local.

La creación del Banco de buenas prácticas de descentralización y gobernabilidad local responde a varios objetivos:

  • Facilitar el intercambio y transferibilidad de conocimientos y experiencias en descentralización a nivel local entre actores de las distintas regiones del mundo;
  • promocionar el debate en torno a la descentralización y el papel de los gobiernos locales;  
  • visibilizar y poner en valor el papel de primer rango que desempeñan los gobiernos locales en la provisión de servicios a la ciudadanía;
  • contribuir a la operatividad de las Directrices internacionales de descentralización y fortalecimiento de las autoridades locales así como de las Directrices de acceso universal a los servicios básicos de ONU-Hábitat;
  • contribuir al trabajo que desarrolla el Observatorio Mundial de la Descentralización y la Democracia Local de CGLU.

El ritmo en el que avanza la descentralización es distinto en función de los países y regiones, por consiguiente, las experiencias recogidas en el Banco de buenas prácticas de descentralización y gobernabilidad local reflejan esta diversidad. Estas experiencias son seleccionadas a partir de los 10 criterios de descentralización y gobernabilidad local que conforman un conjunto de principios para una descentralización democrática y efectiva. Las prácticas destacadas serán difundidas a través de la Publicación D+ de Descentralización y Autonomía Local.

Listado de buenas prácticas: